NOTICIAS

  • Emilio Moreno López / Madrid 

    Gran partido de padel el vivido esta tarde noche en el WiZink Center de Madrid donde nuestra jugadora Alejandra Salazar y Ariana Sánchez se han impuesto a las Gemelas Sánchez Alayeto en tres sets (6-2 3-6 6-3).

    El partido arrancó con mucha contundencia por parte de Salazar y Sánchez. En un abrir y cerrar de ojos se vieron con 2 breaks arriba y con un 4-0 express en el marcador. Venían con muchas dudas tras la derrota en Las Rozas pero parecía que estaban dispuestas a disiparlas rápido. Al final, set muy cómodo con un 6-2 y lo mejor de todo, parecía que volvía a haber conexión entre Ale y Ari.

    La segunda manga fue completamente opuesta. Las chicas de Jorge Martínez entraron como un ciclón. Con el orgullo herido subieron el nivel y pronto se pusieron con mucha ventaja en el marcador para acabar llevándose el set por un 6-3 que nos llevaba a un apasionante desempate. 

    La música iba por barrios y ahora las dudas volvieron al banquillo de Manu Martín. Primer juego, break y desconexión de Ale y Ari. De nuevo fantasmas. Las gemelas confirmaron esa rotura y se pusieron 2-0 en lo que iba a ser el preludio del momento clave del partido. Con Mapi y Majo al resto nos fuimos a un eterno deuce para saber si Alejandra y Ari seguían vivas y ponían el 2-1 o si por el contrario las aragonesas se iban 3-0 y saque para seguramente haber liquidado el encuentro.

    Aquí volvimos a ver el carácter, la determinación y el mejor padel de Alejandra, pero sin duda apareció en el momento justo la mejor versión de una Ariana bombardeada. La de Reus sacó el orgullo y la magia que lleva dentro y lograron poner el importantísimo 2-1 tras una sucesión inacabable de ventajas e iguales. Por cierto, ¡Viva el punto de oro! 

    Este juego hundió a las gemelas que a partir de ahí empezaron a cometer numerosos errores no forzados y entraron en barrena. Ale y Ari sabían que el partido lo tenían en su mano  y por fin volvimos a ver la mejor versión de ambas en mucho tiempo. Además de por un gran nivel de padel, sobre todo por volver a sacar ese carácter competitivo que las había convertido en una pareja casi imbatible y que por desgracia lo habían perdido. Ale gritaba en cada punto haciendo retumbar los cimientos del Wizink. Ari se contagiaba y hacía lo mismo. Estaban lanzadas y felices. Y se llevaron el partido. Porque si Ale y Ari están así de enchufadas vuelven a convertirse en ese TeamAS mágico que ha enamorado a los aficionados al padel. 

    Si me tengo que quedar con algo del encuentro, quizá lo haga con el abrazo sentido de Alejandra a Ari al acabar el choque y terminándolo con un beso lleno de cariño que por lo menos a mí me encantó y creo que a Ari emocionó. Será que con la edad uno se vuelve más sensible con estas cosas, aunque supongo que a vosotros también os ha encantado. No ha sido una semana fácil para ellas. Muchos dímes y directes, comentarios negativos y hoy ese abrazo y ese beso certifican que Ale y Ari siguen muy vivas, que aquí en Madrid van a pelear por todo y que llegarán al Master con el único objetivo de volver a llevarse el título de maestras. 

    Broche de oro a un día brillante de padel con las cámaras de Movistar en directo y con una realización digna de un gran evento. Todo ello sumado a la presencia de nuevo de público en las gradas de un WiZink Center que lució sus mejores galas y que estuvo otra vez sencillamente espectacular. 

    ¡Ale, mañana más! 

     

    Foto: Federación Española de Padel. 

optimushtraining.com usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×